escribir una novela romántica Entrevista

¿Estás pensando en escribir una novela romántica? Sigue leyendo. En esta oportunidad, entrevistamos a Paola C. Álvarez, escritora, correctora, mentora y diseñadora editorial. Ella responde nuestras preguntas con interesantes consejos y recomendaciones para tener en cuenta al momento de comenzar a trabajar en la historia.

Cuéntanos brevemente quién eres, a qué te dedicas y cuál es tu historia como escritora

Soy una mujer muy normal, madre de dos hijos, práctica, algo cuadriculada, pero también soñadora. Disfruto con las cosas pequeñas, soy una adicta a la rutina, al café y a ayudar a otras escritoras a cumplir su sueño de escribir y publicar su novela romántica. 

En la actualidad, además de escribir y publicar mis propias novelas, también soy correctora, diseñadora editorial y tengo programas tutorizados de escritura. 

Siempre he sido una gran lectora y, como de niña era muy introvertida y tenía pocos amigos, esconderme entre libros era mi manera de vivir fuera de mi pequeño círculo. Lo de escribir llegó solo. Creo que cuando se es una gran lectora, al final el gusanillo de intentarlo nos pica a todas. Cuando leí mi primera novela romántica con 14 años, supe que yo también quería escribir sobre el amor; de hecho, mis primeros relatos son fanfics de Agatha Christie con añadidos románticos.  

Una vez adulta, me presenté a un concurso que me abrió las puertas a la publicación tradicional. Publiqué cuatro novelas con editorial hasta que descubrí la autopublicación, que es hoy por hoy el camino que he elegido como autora. 

Mi última novela es Tras el largo invierno, un suspense romántico que ha cosechado muy buenas críticas. Además, también publiqué un libro de no ficción en el que recojo los aspectos básicos que se necesitan para escribir novela romántica.

¿Qué tres tips o recomendaciones te gustaría dar para saber cómo empezar a escribir una novela romántica con buen pie?

El primero es leer mucho. Eso es fundamental. No se puede escribir sin leer; es la única forma de ampliar vocabulario, detectar clichés, evitar relaciones tóxicas y tener una idea de cómo suelen ser los personajes que más les gustan a las lectoras. 

El segundo es formarse, tanto en redacción y narrativa como en ortografía. Una escritora profesional no puede permitirse el lujo de no saber las reglas básicas de nuestro idioma o confundir significados de palabras. También conocer cómo se trabajan los personajes o cuáles son los distintos aspectos que componen una novela, como argumento, trama, estructura, etc. 

Y trabajar la mentalidad. Esta profesión es muy emocional y voluble, hay que ser muy paciente y resiliente para no dejarse llevar por el desánimo o sentirte como una impostora. Precisamente, por esto he ideado Escritora en Armonía, una especie de decálogo para no perder el foco y no venirse abajo cuando las cosas no salen como queremos o nos gustaría. Quien quiera puede unirse suscribiéndose en mi blog.

Dinos qué información sobre el personaje protagonista de una historia de amor debería conocer el autor o la autora, antes de iniciar la escritura

¡Absolutamente todo! Debemos conocer a nuestros personajes mejor que a nosotras mismas. No solo quedarse en el aspecto físico o externo, sino saber sus miedos, propósitos, necesidades, su pasado, su presente y su futuro. Es la forma de que sean reales y de carne y hueso. Si no los conocemos en profundidad, será muy difícil hacerlos tridimensionales y humanos.

¿Cuáles son, según tú, los principales errores que suele cometer un escritor principiante de novelas románticas y cómo podría resolverlos o evitarlos?

Uno es el no trabajar los escenarios. En la mayoría de las novelas que leo los personajes podrían vivir en cualquier parte, incluso en paisajes en blanco por la pobreza de las descripciones. 

No trabajar suficiente el conflicto. En romántica, la trama de amor es la principal, los personajes no pueden estar juntos por un motivo de fuerza mayor, ya sea interno o externo, pero que no sea imposible de solventar. El principal error es que muchas veces este conflicto es una tontería que se podría haber resuelto con una simple conversación. Eso hace que toda la historia que hemos montado a su alrededor no se mantenga y pierda veracidad. 

Personajes llenos de clichés. Los clichés no son malos por sí mismos, de hecho, en romántica suelen gustar bastante. El problema surge cuando no le damos ninguna arista nueva y parecen clones de otras novelas o dan la sensación de que esa historia ya la hemos leído.

¿Qué libros le recomendarías a un autor novel y por qué?

Para empezar a tener una biblioteca básica que toque todos los palos, recomendaría estos: 

  • Escribir y publicar una novela, de MOLPEditorial y escrita por varios autores entre los que formo parte. 
  • Escribir novela romántica. Los pilares fundamentales, de mi propia cosecha y en el que recojo los aspectos que toda escritora debe tener en cuenta. 
  • Escribir ficción, de Gotham Writers. 
  • Pesadillas de estilo que producen urticaria, de L. M. Mateo. 
  • Gana visibilidad en Amazon y triunfa con tu libro, de Valentina Vinson.

Hasta aquí hemos llegado con Claves para escribir una novela romántica. Gracias a las palabras de Paola, nos quedamos con la importancia de conocer bien a los personajes, trabajar los escenarios y construir el conflicto. Recuerda seguirnos en @_prosepel para más tips e inspiración.